top of page

El aceite de oliva de marihuana, un aliño con mucha gracia

Rootsland

Si estás buscando una forma de preparar aceite de marihuana, te tenemos la opción perfecta: ¡"a la mediterránea" con aceite de oliva! A diferencia de otros métodos complicados que utilizan alcoholes, gases o disolventes, esta receta es mucho más sencilla y no deja residuos indeseables.


Es cierto que esos métodos más complejos permiten obtener un aceite altamente concentrado, ¡puede llegar hasta un 70% de THC! Sin embargo, si lo que buscas es aliñar tus platos favoritos, te recomendamos el aceite de oliva de marihuana. No es tan concentrado, lo que facilita el control de la dosis, y lo mejor de todo: ¡es 100% natural, sin riesgos ni residuos innecesarios!


Así que, si quieres dar un toque especial a tus comidas, ¡prueba el aceite de oliva de marihuana! Un aliño con gracia que seguro sorprenderá a todos tus invitados. ¡Anímate a probarlo y descubre una nueva dimensión de sabor!


¡Aquí tienes la receta para preparar tu propio aceite de oliva de marihuana! Es un proceso similar al de hacer mantequilla de marihuana, pero con algunas proporciones y tiempos diferentes. Sólo necesitarás los siguientes ingredientes y utensilios: un cazo, un frasco de vidrio y filtros de café.


Ingredientes:


- 30 gramos de cogollos de marihuana triturados


- 500 ml de aceite de oliva virgen extra


Utensilios:


- Cazo


- Frasco de vidrio con tapa hermética


- Filtros de café


Instrucciones:


1. Triturar los cogollos de marihuana en trozos pequeños. Puedes hacerlo con las manos o utilizando un grinder.


2. En el cazo, vierte el aceite de oliva y caliéntalo a fuego medio-bajo. No dejes que hierva, ya que esto puede afectar la calidad del aceite.


3. Agrega los cogollos de marihuana triturados al aceite caliente. Remueve bien para que se mezclen.


4. Cocina la mezcla a fuego bajo durante aproximadamente 2 horas. Es importante que se mantenga a una temperatura constante y no suba demasiado. Esto permitirá que los cannabinoides se activen y se infundan en el aceite.


5. Transcurrido el tiempo de cocción, retira el cazo del fuego y deja que el aceite de oliva de marihuana se enfríe.


6. Una vez que el aceite esté frío, colócalo en el frasco de vidrio. Utiliza los filtros de café para colar la mezcla y separar los restos de marihuana.


7. Presiona suavemente los filtros para asegurarte de extraer todo el aceite. Esto garantizará que obtengas un aceite de oliva limpio y libre de impurezas.


8. Cierra bien el frasco de vidrio y guárdalo en un lugar fresco y oscuro. El aceite de oliva de marihuana se conservará durante varias semanas.


¡Y listo! Ahora tienes tu propio aceite de oliva de marihuana casero. Úsalo para aliñar ensaladas, aderezar platos o incluso para hacer deliciosos postres. Recuerda que la dosificación es importante, así que ten cuidado al utilizarlo y disfruta de los beneficios de esta preparación especial. ¡Que lo disfrutes!


Comments


bottom of page