top of page

Reggae contra el sistema musical

Redacción Jorge Segura ANCOP


En la actualidad, nuestra sociedad se encuentra inmersa en una era de individualismo. Donde la valoración del éxito personal se eleva por encima de las necesidades y los intereses de la comunidad.


Es por eso que resulta aún más vital destacar la importancia del reggae como un género musical que ha sido capaz de conectarnos de una manera más colectiva.

Desde sus inicios el Reggae se ha desarrollado como una música de protesta y resistencia contra la opresión y la explotación. Definiéndolo como un movimiento hacia un bien común o una herramienta poderosa para la transformación social. Por ello, la indignación, la perseverancia, la paz o el amor son temas tan comunes en este género jamaicano.

Por eso a lo largo de los años ha demostrado ser una fuente inagotable de inspiración y creatividad, capaz de influir y emocionar a múltiples generaciones. A pesar de los obstáculos que ha enfrentado a lo largo de su historia, incluyendo censura y represión, su impacto todavía perdura.



No obstante, con el paso del tiempo, la industria musical ha evolucionado y su acceso y difusión se han transformado radicalmente. Por ejemplo, para lograr tener éxito en plataformas como Spotify, los productores tienen que enfocarse en crear canciones que logren captar la atención del oyente en los primeros 30 segundos. Evidentemente, también están ahí presentes las inteligencias artificiales; como se habló hace unos años en un artículo titulado «La inteligencia artificial y los nuevos productores».

Es más, sería crucial reconocer cuanto antes estos cambios para navegar más eficazmente en este nuevo panorama. Y, a medida que continuemos adaptándonos a las nuevas tendencias y patrones, también deberíamos considerar cómo pueden dar una mejor forma a nuestro futuro colectivo


El reggae, como muchas otras formas de arte, está siempre vinculado con su contexto histórico y social. Si bien sus mensajes de lucha y resistencia han sido un sello distintivo desde sus inicios, la industria musical ha adoptado una mentalidad cada vez más neoliberal que ha transformado la forma en que se crea y distribuye esta música.


Comments


bottom of page