top of page

Alton Ellis: Recordando al Padrino del Rocksteady

Redacción Frida

Alton Nehemiah Ellis, nacido el 1 de septiembre de 1938 en Kingston, Jamaica, y fallecido el 10 de octubre de 2008 en Londres, Reino Unido, es una leyenda que resuena en los anales de la música jamaicana. Conocido como el "padrino del Rocksteady", su legado e influencia en el género del reggae y rocksteady son inmensos.

Originario del distrito de Trench Town en Kingston, Ellis pertenecía a una familia con fuertes inclinaciones musicales. Desde muy joven, mostró un notable interés por la música, aprendiendo a tocar el piano y destacándose en la escuela Ebeneezer and Boys Town en música y deportes. Su primer acercamiento al mundo del espectáculo fue como bailarín en el programa Vere Johns' Opportunity Hour. Sin embargo, tras ganar una competencia de canto en pareja, Ellis decidió dedicarse a la música, iniciando su carrera en 1959.


Junto a Eddy Pekins formó el dúo "Ellis & Eddy", lanzando éxitos como "Muriel" y "I'm Never Gonna Cry" bajo el sello de Coxsone Dodd en Studio One. Sin embargo, la partida de Pekins a Estados Unidos obligó a Ellis a adaptarse y buscar nuevas colaboraciones.


Posteriormente, formó dupla con John Holt y, al unirse Holt a The Paragons, Ellis creó su propia banda, The Flames.


La década de los 60 fue crucial para la evolución de la música jamaicana. En ese período, el ska empezó a transformarse, dando paso al rocksteady, un género que eventualmente se asociaría con los Rude Boys. Fue en esta época cuando Ellis, con su característico estilo, se erigió como una de las figuras preeminentes del rocksteady, llevando a la música jamaicana a nuevos horizontes.


A lo largo de su carrera, Ellis grabó con discográficas de renombre como Studio One, Island Records y Treasure Isle. Su discografía es extensa y variada, con álbumes como "Mr Soul of Jamaica" (1967), "Sings Rock and Soul" (1967) y "The Best Of" (1969), por mencionar solo algunos.


En reconocimiento a su contribución a la música, en 2006 se le otorgó el "Premio internacional salón de la fama de reggae y música global". Este honor solidificó su estatus como uno de los grandes del reggae y el rocksteady.


El cáncer se llevó a Ellis en 2008, pero su música vive. En estos días, sus melodías siguen inspirando a generaciones, y su legado como el "padrino del Rocksteady" se mantiene firme.

Comments


bottom of page