google.com, pub-2505080260247083, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Personas con autismo ahora pueden acceder a marihuana medicinal en Connecticut

Recientemente, Connecticut ha dado un paso significativo al incluir el autismo entre las condiciones elegibles para el tratamiento con marihuana medicinal. Esta medida refleja una tendencia creciente en varios estados de Estados Unidos que están explorando los beneficios potenciales del cannabis para tratar una variedad de condiciones médicas, incluyendo trastornos neurológicos y del desarrollo. 

La decisión de Connecticut de permitir el uso de marihuana medicinal para personas con autismo se basa en la creciente evidencia anecdótica y algunos estudios preliminares que sugieren que los componentes del cannabis, como el CBD y el THC, pueden ayudar a aliviar ciertos síntomas asociados con el autismo. Estos síntomas incluyen la ansiedad, la agresividad y los comportamientos repetitivos, que a menudo dificultan la calidad de vida de los afectados y sus familias. 

 

Beneficios potenciales de la marihuana medicinal 

Uno de los beneficios más reportados por las familias que utilizan marihuana medicinal para tratar el autismo es la reducción de la ansiedad y la agresividad. La madre de un niño con autismo en el condado de Orange, Mieko Hester-Pérez, señaló que tras administrar a su hijo un brownie de marihuana medicinal diariamente, observó una mejora casi instantánea en su apetito y una disminución de la ansiedad​ (High Times)​​ (Parkinson's Foundation)​. 

 

En Israel, conocido por su aceptación del uso medicinal del cannabis, se han llevado a cabo estudios que muestran mejoras significativas en la calidad de vida de los pacientes autistas tratados con cannabis. Estos estudios reportan una disminución en los arrebatos agresivos, mejoras en la sociabilidad y en algunos casos, una mejoría en los problemas cognitivos y de comportamiento​​. 

 

A pesar de los beneficios potenciales, el uso de marihuana medicinal para el autismo aún enfrenta desafíos. La variabilidad en la composición de las cepas de cannabis y la falta de estudios clínicos amplios y rigurosos complican la regulación y el establecimiento de dosis estandarizadas. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) solo ha aprobado un medicamento derivado del cannabis, Epidiolex, que se utiliza para tratar formas graves de epilepsia a veces asociadas con el autismo, pero aún no hay aprobaciones específicas para el autismo en sí​​. 

 

Como con cualquier tratamiento, existen riesgos. Algunos efectos secundarios del uso de cannabis incluyen deterioro cognitivo, cambios de humor y comportamiento, mareos, y en casos más graves, un aumento del riesgo de trastornos del estado de ánimo y cáncer de pulmón por el consumo crónico. Es fundamental que los tratamientos se administren bajo supervisión médica y que se realicen más estudios para comprender plenamente los riesgos y beneficios. 

Comments


bottom of page