google.com, pub-2505080260247083, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Origen y características únicas de la marihuana Sativa

Redacción Frida

Origen y características únicas de la marihuana Sativa

Proveniente de las cordilleras del Himalaya y del sudeste asiático, la marihuana sativa, una de las tres principales especies de cannabis, ha capturado la atención de la comunidad mundial por sus características distintivas y su compleja estructura microscópica. Esta planta, que es esencialmente fotodependiente y se distingue por una amplia variedad de aromas y sabores, como el pomelo, melón, piña y otros, ha estado en el foco de diversas investigaciones y debates a lo largo de los años.


La marihuana sativa es principalmente reconocida por ser una especie herbácea de la familia Cannabaceae con un ciclo de cosecha anual. A diferencia de su contraparte, el cannabis índica, la sativa se caracteriza por su altura, que puede alcanzar hasta 4 metros o más, y sus hojas alargadas de color verde claro. Además, esta especie es notable por sus cogollos abiertos, que son menos densos y permiten una mejor circulación de aire, lo que a su vez disminuye la probabilidad de hongos debido a la reducida humedad.


En una mirada más cercana y microscópica, la sativa revela características fascinantes. Presenta pelos tectores curvados y aislados que, en algunos casos, contienen cistolitos, cristales únicos de carbonato cálcico que protegen a la planta contra herbívoros. Además, sus brácteas femeninas están repletas de pelos secretores responsables de producir la resina de cannabis, rica en los cannabinoides que le confieren sus efectos distintivos.


La palabra "sativa" proviene del término latino que significa "cultivada", reflejando su naturaleza no silvestre. Es precisamente esta variedad de cannabis la que ha sido empleada por la humanidad durante milenios. Desde su uso como fuente de fibra textil hasta su aplicación medicinal reconocida hace más de 5000 años, la versatilidad de la planta ha demostrado ser invaluable.


La planta de cannabis en sí ha tenido un recorrido extenso en la historia humana, con registros que se remontan al 2737 a.C., mencionando su uso medicinal para tratar diversas afecciones. Hoy en día, las propiedades terapéuticas de la marihuana sativa, especialmente, son apreciadas en tratamientos de enfermedades como la epilepsia y el dolor crónico.


Con todo, mientras que el cannabis continúa siendo objeto de discusión y regulación en muchos países, lo que es innegable es su impacto histórico y su singularidad biológica. La marihuana sativa, con su rica paleta de aromas, su notable altura y su intrigante estructura microscópica, sigue siendo una fuente inagotable de interés y estudio.

Kommentare


bottom of page