google.com, pub-2505080260247083, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Los Yerberos: El reggae mexicano que marcó una generación

Redacción: Frida Sandoval

La música es capaz de trascender fronteras y culturas, y el reggae no es la excepción. En la Ciudad de México, durante los noventa, un movimiento contracultural de resistencia musical se alzó con fuerza, y en el corazón de esta escena se encontraba una banda emblemática: Los Yerberos. Con su contagioso ritmo y actitud positiva, lograron conquistar a un público diverso y poner a bailar a chilangos de todas las latitudes.


Inspirados por grandes leyendas del reggae como Peter Tosh, Bob Marley y Alpha Blondy, Los Yerberos no solo adoptaron el sonido jamaiquino, sino que lo fusionaron con elementos propios de la cultura mexicana. Así nació el movimiento Razteca, una expresión musical que se convirtió en una plataforma para transmitir mensajes contestatarios y abordar temas como el medio ambiente, el uso lúdico de la marihuana y el apoyo al movimiento Zapatista, siempre promoviendo valores de respeto, tolerancia y amor.


En el corazón del movimiento Razteca, Los Yerberos destacaron por su sonido único, una mezcla armoniosa de reggae, ska, rock, pop y tintes de jazz que resonaban en cada escenario al que se presentaban. Su álbum "A Filo de Machete", lanzado hace 26 años bajo el mítico sello Culebra Records, marcó un hito en la música alternativa mexicana. Recientemente remasterizado por el baterista y fundador de la banda, Hans Mues, este icónico trabajo vuelve a estar disponible en plataformas de streaming desde mayo, deleitando así a los seguidores del reggae que añoraban esta joya musical.


Después de más de una década de inactividad, Los Yerberos regresan con ímpetu gracias a una serie de podcasts en la que comparten la historia de la banda. Aunque dejaron de tocar y grabar hace tiempo, su legado perdura en la memoria colectiva de aquellos que vivieron de cerca la efervescencia del movimiento Razteca. Este fenómeno musical no solo animaba a las masas, sino que también trascendió como un catalizador de cambios políticos, sociales y culturales en México durante los años finales del siglo XX.


Los escenarios alternativos, como "El Hoyo Rasta" en la Magdalena Mixiuhca y el "Centro de Convenciones El Rayo" en Tlahuac, vieron nacer y florecer el espíritu del movimiento Razteca, pero su impacto fue mucho más allá. Llenaron lugares emblemáticos de la escena musical como "La Casa Rasta" y "La Diabla", y llegaron incluso a grandes foros como el legendario "Palacio de los Deportes".


No obstante, los cambios en la música y el cierre de espacios alternativos llevaron a una disminución del movimiento Razteca hacia la primera década de los dosmiles. A pesar de la disolución de muchas bandas, como Los Yerberos, sus himnos como "Policía" o "La Sal" continúan resonando en las calles y espacios de reggae que aún sobreviven en la CDMX, manteniendo vivo el espíritu de aquella época dorada.


Hoy en día, es posible revivir la magia de Los Yerberos gracias a su álbum "A Filo de Machete" y su cautivadora serie de podcasts. Tanto los fieles seguidores de la banda como aquellos que aún no han tenido el placer de escuchar su música están invitados a sumergirse en el universo de Los Yerberos y redescubrir la esencia de un reggae latinoamericano y alternativo que dejó una huella imborrable en la historia musical de la Ciudad de México.


Así que, aunque aún no sabemos si habrá una reunión futura que eleve nuevamente su música en algún festival, siempre queda la esperanza, un poquito de fe, de que el legado musical de Los Yerberos continuará inspirando a nuevas generaciones, llevando consigo un mensaje de amor y resistencia que perdura a través del tiempo.




Comments


bottom of page