google.com, pub-2505080260247083, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

El Cannabis Medicinal en Argentina: Mamá Cultiva y su Lucha por los Derechos

Redacción: Norberta Juárez

El Cannabis Medicinal en Argentina: Mamá Cultiva y su Lucha por los Derechos

En Argentina, la lucha por el acceso al cannabis medicinal ha sido liderada por Valeria Salech y la organización Mamá Cultiva.


Esta red de madres se ha dedicado a cultivar y producir marihuana para tratar enfermedades de sus hijos para las cuales la medicina convencional no proporciona una respuesta adecuada.


La historia de Salech comenzó cuando le dio aceite de cannabis a su hijo Emiliano, quien sufría de epilepsia refractaria desde su nacimiento y experimentaba hasta 200 convulsiones diarias. El primer día que Emiliano sonrió después de recibir el aceite de cannabis marcó un momento conmovedor y significativo en la vida de Salech. A raíz de esta experiencia, se dedicó a luchar por un marco legal que permitiera el uso del cannabis con fines medicinales.

En 2016, Salech y un grupo de mujeres fundaron Mamá Cultiva, una organización que busca promover la regulación y legalización de la marihuana para uso médico en Argentina. Reconociendo las propiedades del cannabidiol (CBD) en el tratamiento de enfermedades como la epilepsia, el mal de Parkinson y el cáncer, Mamá Cultiva ha abogado por la creación de un marco legal que permita el cultivo y consumo de cannabis con fines terapéuticos.

A pesar de las luchas y los prejuicios en torno a la planta de cannabis, Mamá Cultiva ha logrado avances significativos en Argentina. En 2017, el Congreso argentino sancionó una ley que regula la investigación médica y científica del cannabis y autoriza la importación de aceite de CBD. Sin embargo, no fue hasta noviembre de 2020 que el Gobierno argentino reglamentó la ley, ampliando sus disposiciones. La reglamentación permitió el autocultivo controlado mediante un registro en el Ministerio de Salud, así como la venta de aceites, cremas y productos derivados del cannabis. Según datos oficiales, hasta mediados de 2023, más de 200,000 usuarios se habían registrado en el Registro Nacional de Personas Autorizadas al Cultivo de Cannabis (Reprocann), lo que incluye a consumidores y familiares que se encargan del cuidado de los pacientes.

Mamá Cultiva ha tenido un impacto significativo en la vida de muchas familias en Argentina. Por ejemplo, el cannabis terapéutico ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de la epilepsia resistente a los medicamentos convencionales, reduciendo la frecuencia de las crisis y mejorando la calidad de vida de los pacientes. Aunque algunos pacientes con autismo han experimentado mejoras con el uso de cannabis, se necesita más evidencia científica para respaldar estos resultados.

La organización también ha trabajado en la eliminación del estigma y los prejuicios en torno al cannabis medicinal. Mamá Cultiva ha ofrecido talleres informativos y ha colaborado con universidades que imparten programas especializados en cannabis. Además, producen aceites, cremas y ungüentos para financiar sus actividades y continuar su lucha.

Sin embargo, a pesar de los avances logrados, Salech, Yamila Peluso, Julieta Molina y otras madres que forman parte de Mamá Cultiva temen que un cambio en el liderazgo político en Argentina pueda poner en riesgo los derechos conquistados. La candidatura de Javier Milei, un político de derecha, en las elecciones presidenciales de noviembre de 2023, ha generado preocupación en la comunidad de cannabis medicinal. Milei ha expresado posturas escépticas sobre la investigación científica y la regulación del cannabis.

Por otro lado, el candidato peronista Sergio Massa, el más votado en las últimas elecciones, se ha mostrado a favor de la regulación del cannabis no solo con fines médicos, sino también para promover una industria cannábica que podría generar empleo y oportunidades económicas en el país.

Comments


bottom of page