top of page

Cada vez más mexicanos cruzan a Estados Unidos para comprar marihuana de calidad.


A tan solo unas semanas de que el estado de Nuevo México iniciara la venta de marihuana con fines recreativos, 12 por ciento de los nuevos clientes son mexicanos, procedentes principalmente de Chihuahua, aunque también hay quienes viajan de otras entidades más alejadas como son Oaxaca e incluso Chiapas.


De acuerdo con un informe de la DEA en Sunland Park, después del “boom” comercial que generó la aprobación de la venta de marihuana recreativa a mayores de 21 años en todo el estado, las ventas se incrementaron casi al triple en 15 días.


La mayoría de los consumidores, según el reporte, provienen de estados de la Unión Americana como Texas o Arizona, pero un número cada vez mayor son mexicanos provenientes de Ciudad Juárez, frontera con Nuevo México.


Por la cercanía, —afirma el informe— los mexicanos son los clientes por excelencia de la marihuana que se vende de manera legal del otro lado de la frontera, seguido por los europeos y los asiáticos.


Michael Morales, dueño de un dispensario de marihuana en la ciudad de Las Cruces abrió su local apenas entró en vigor la nueva ley, el pasado 1 de abril, y desde entonces registra un promedio diario de entre 50 y 70 clientes. Varios de ellos, asegura en entrevista con El Sol de México, son mexicanos que se identifican “por el acento con el que hablan, el color de piel y alguno que otro que incluso muestra su INE para demostrar que son mayores de 21 años”.


“Claro que los mexicanos son clientes constantes, sabemos que suelen cruzar la frontera para consumir buen producto porque aunque en México se produce marihuana, su consumo no es legal y eso provoca un mercado negro en el que la calidad de la hierba varía según el precio. A menos precio menor calidad. Aquí los identificamos por su acento y por el color de piel”, afirma Morales.


Asegura que ha tenido clientes de Ciudad Juárez, pero también de Oaxaca y Chiapas que llegan de vacaciones a Nuevo México y aprovechan la entrada en vigor de la ley que autoriza el consumo de marihuana con fines recreativos. “Sin duda son buenos clientes y cada vez son más”, dijo.


De acuerdo con la División de Control de Cannabis en Nuevo México tan sólo en el primer día (1 de abril) las ventas del enervante rebasaron los dos millones de dólares en todo el estado, mientras que otros 581 mil dólares se vendieron bajo el rubro de uso medicinal.


Además, unos 30 empresarios se encuentran en la lista para abrir sus expendios de venta de cannabis recreativa.

Para Alfonso Jesús García Pérez, presidente de la Federación de Asociaciones Civiles de Marihuana Liberación, el ejemplo de Nuevo México deja evidencia el error que comete México al anteponer los tabús del consumo de marihuana al desarrollo económico, ya que cuatro por ciento de las ventas que se registran en ese estado de la Unión Americana son para el gobierno local.


“Seguimos en pañales en el tema de la legalización de la marihuana con fines recreativos y eso no sólo pone en riesgo la salud de los mexicanos, además desperdicia un mercado que beneficiaría a las autoridades mismas”, señala.


Con información de El Sol De México

Comments


bottom of page