Mantequilla Cannábica para tus platillos

Las formas de consumir cannabis son infinitas, muchos prefieren fumar y otros prefieren ser discretos y utilizar la planta en alimentos, el método que uses es perfecto. Como ya sabemos el cannabis tiene múltiples beneficios entre ellos ayudar con dolores y ansiedad, ya sea en alimentos o la forma tradicional y para consumir la planta de otra forma debemos de poner en claro ciertos puntos:



▪ Fumar cannabis es diferente que consumirla en alimentos: Fumando, sus efectos son inmediatos, controlados y el efecto puede durar entre una o dos horas aproximadamente.

▪ Comer alimentos con Cannabis puede tardar un poco en su efecto por la digestión, por ello debemos moderar su consumo porque el efecto es más fuerte y duradero.

▪ Si eres primerizo en consumir la planta en alimentos hay que ser moderados con la cantidad y pacientes a tener el efecto, ya que por no sentirlo de inmediato comes más del producto con la planta y sobre pasas de la dosis, y eso puede causar un mal viaje.

▪ Debemos ser responsables con el consumo.

▪ Debemos ir aprendiendo poco a poco y ser pacientes.

▪ Si es la primera vez que preparas un alimento a base de Cannabis, deberás probar de poco en poco para así conocer sus efectos.



Ahora que ya tenemos claro estos puntos que son súper importantes antes de consumir alimentos cannábicos, podemos aprender en cómo hacer nuestros propios productos para tenerlos en nuestro refrigerador, que nos pueden durar mucho y nos sirven de base para preparar otras recetas, en este caso aprenderemos a hacer Mantequilla Cannábica.

Esta receta puede ser la base de muchas otras recetas más y una alternativa rica y discreta para consumir la planta.


Ingredientes:

▪ 0.5 L de Agua

▪ 250 gr de Mantequilla normal sin sal añadida

▪ 50 gr de restos de marihuana limpia

Procedimiento:


❖ Poner medio litro de agua en una cacerola a fuego medio.

❖ Cuando el agua está hirviendo, agregar la mantequilla y la marihuana.

❖ Con un cucharón moveremos por media hora para que así todo se mezcle, y con el calor de la cocción conseguiremos que la hierba cumpla su proceso de descarboxilación, necesario para que el THC y CBD se activen y nos causen efecto al ingerirlo.

❖ Pasándola media hora, pondremos nuestra mezcla en un frasco de cristal, pero antes debemos colarlo para que así los restos de la planta no entren en la mantequilla ya hecha.

❖ Taparlo y dejarlo en refrigeración por aproximadamente cuatro horas o el mayor tiempo posible.

❖ Por último, después ponerlo en el refrigerador solamente sacaremos nuestro frasco de mantequilla y retiraremos el agua sobrante y listo ya tenemos nuestra mantequilla para nuestro pan tostado, platillos y/o postres, recuerden que debemos dejarla en refrigeración y ser moderados en su consumo si aún eres principiante.