top of page

Más allá de lo conocido: cannabis y hierbas, la fusión que revoluciona tu experiencia

El cannabis es una planta versátil que puede producir una amplia gama de efectos. Muchos usuarios optan por mezclar cannabis con otras sustancias para modular su experiencia.

Más allá de lo conocido: cannabis y hierbas, la fusión que revoluciona tu experiencia

A menudo, se recurre al tabaco, pero esta no es la mejor alternativa debido a sus efectos nocivos para la salud. En lugar de ello, existen otras hierbas que pueden complementar la marihuana sin efectos perjudiciales para la salud.

La combinación de cannabis con ciertas hierbas no solo puede mejorar su sabor, sino también aportar sus propios efectos terapéuticos o psicoactivos, e incluso compartir algunos terpenos con el cannabis. Es importante destacar que fumar cualquier sustancia puede tener consecuencias para la salud, por lo que es crucial elegir hierbas orgánicas para evitar la exposición a productos químicos y toxinas.

Una regla general para mezclar hierbas con cannabis es comenzar con moderación y avanzar gradualmente, como se recomienda al probar cualquier sustancia nueva. Usar una mezcla preestablecida con un 25% de hierbas y un 75% de cannabis es un punto de partida razonable para los usuarios. La experimentación personal será clave para encontrar la proporción adecuada. A continuación, presentamos una lista de hierbas que se pueden mezclar con cannabis, cada una con sus propias características y efectos:

  • Ashwagandha: Puede aliviar el estrés y potenciar el efecto del cannabis.

  • Flor de Loto Azul: Puede mejorar los efectos relajantes y mentales del cannabis.

  • Lavanda: Agrega un sabor agradable y contiene el terpeno linalool, que promueve la relajación.

  • Manzanilla: Puede ayudar en la digestión y mejorar la relajación.

  • Damiana: Puede promover la relajación y la euforia, a veces se utiliza como afrodisíaco.

  • Equinácea: Puede aliviar el dolor, reducir la inflamación y apoyar el sistema endocannabinoide.

  • Eucalipto: Proporciona un sabor picante similar al mentol y puede abrir los pulmones.

  • Albahaca: Puede aliviar el estrés y reducir los niveles de cortisol.

  • Lúpulo: Es un pariente del cannabis y comparte el terpeno mirceno, lo que puede mejorar la relajación.

  • Menta: Agrega un sabor fresco y puede ayudar a despejar las vías respiratorias.

  • Artemisia: Tiene un sabor similar a la salvia y puede promover el descanso, la creatividad y los sueños lúcidos.

  • Pasiflora: Tiene un sabor dulce y también puede amplificar o prolongar el efecto.

  • Rosa: Unos pocos pétalos añaden un delicado aroma y sabor floral.

  • Romero: Contiene el terpeno betacariofileno, que puede ayudar en la inflamación y aliviar el estrés.

  • Salvia: Puede inducir la relajación, ayudar en la digestión y estimular el apetito; se requiere poca cantidad.

  • Yerba Mate: No afecta el sabor ni agrega efectos adicionales, pero puede ser una alternativa agradable al tabaco.

  • Valeriana: Puede promover la relajación y ayudar a conciliar el sueño.

  • Kava: Tiene propiedades sedantes y puede aumentar la sensación de relajación.

  • Ginseng: Puede proporcionar energía y mejorar el enfoque.

  • Ginkgo Biloba: Puede aumentar la claridad mental y la circulación sanguínea.

  • Jengibre: Agrega un sabor picante y puede ayudar con las náuseas.

La elección de la hierba para mezclar con cannabis dependerá de las preferencias personales y de los efectos deseados. Como siempre, es esencial consumir con responsabilidad y tener en cuenta la salud al utilizar estas mezclas.


Además de las hierbas mencionadas anteriormente, también se pueden mezclar con otras plantas como el té verde, el cacao, la canela, el cardamomo, la nuez moscada, la pimienta de cayena, etc. La experimentación es la clave para encontrar la combinación perfecta.

Comments


bottom of page