top of page

El adiós a una leyenda: Pablo Molina se apaga pero su música sigue encendida

Redacción Frida

Hey, amantes del reggae y rock alternativo, lamentablemente hoy les traigo malas ondas. El gran Pablo Molina, exvocalista de la banda Todos Tus Muertos y ese cantante que nos hizo vibrar con ‘Adelita’, ha cerrado los ojos para siempre este 2 de septiembre. Y sí, es una de esas pérdidas que duelen en el alma.


A sus 58 años, después de pelear contra cáncer de hígado, Pablo nos ha dicho adiós. Sus hijos, que seguramente heredaron su espíritu guerrero, compartieron en el Facebook oficial de Molina la noticia, agradeciendo a todos esos fans y amigos que nunca dejaron solo a Pablo, incluso en sus momentos más difíciles: “Lxs hijxs de Pablo les queríamos comunicar que nuestro padre hoy falleció después de años de lucha contra el cáncer. Les queríamos agradecer a todxs sus seres queridos y sus fans por todo el apoyo que le dieron a nuestro padre siempre. Rest in power”.


Para quienes no conocían de cerca la historia de Pablo, este hombre no solo luchó contra el cáncer. De hecho, hace poco, en julio, fue operado de una hernia y todo salió a pedir de boca. Además, pidió un poco de apoyo a sus seguidores para costear su tratamiento, mostrando siempre esa humildad que lo caracterizaba.


¿Y quién fue realmente este hombre? Bueno, si no sabes, déjame iluminarte un poco. Nuestro querido 'Pablito' nació en Buenos Aires y tenía un amor profundo por sus raíces africanas, algo que se reflejaba en su música y pasión. Comenzó su aventura musical a los 28 años, gracias a su amigo Fidel Nadal, y se sumó a la movida de Todos tus Muertos, llevándolos a ser un referente en la música con mezcla de ska, rock alternativo y hasta un toque de punk. Y si pensabas que eso era todo, junto a Fidel y su bro, Amilcar Nadal, arrancaron Lumumba, aventurándose aún más en el reggae y hasta se dieron una vuelta por Jamaica. ¿Cool, verdad?


Después de sus épicas andanzas con las bandas, se lanzó como solista, haciendo lo suyo por Argentina. Sin embargo, en 2022 tuvo que decir adiós a los escenarios por motivos de salud.


Aunque hoy es un día triste, recordemos a Pablo Molina por su música, su legado y ese espíritu indomable que nos dejó. ¡Hasta siempre, maestro!

Comments


bottom of page