google.com, pub-2505080260247083, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

¡Descubre la historia de Niney the Observer, el productor de reggae que marcó una época! 🎶

Redacción Rootsland

Winston Holness, conocido como Niney the Observer, nació en 1951 en Montego Bay, Jamaica. Este talentoso productor y cantante jamaicano fue una figura clave en la creación de muchas grabaciones clásicas de reggae de los años 70 y principios de los 80. Niney obtuvo su apodo después de perder un pulgar en un accidente en un taller. En la década de 1960, trabajó como ingeniero en KG Records, donde comenzó a producir música. Su primer lanzamiento fue su propia composición "Come on Baby", publicada en su sello Destroyer.


Después de trabajar con Bunny Lee y Lynford Anderson, se unió al equipo de Joe Gibbs como ingeniero de sonido principal, reemplazando a su amigo Lee "Scratch" Perry. Durante su tiempo con Gibbs, produjo éxitos como "Blood & Fire", que vendió más de 30,000 copias en Jamaica. Niney trabajó con artistas de renombre como Dennis Brown, Delroy Wilson, Johnny Clarke, Jacob Miller y Junior Delgado, entre otros. También grabó su propia música en colaboración con Dennis Alcapone, Max Romeo y Lee Perry.


A lo largo de los años, Niney continuó produciendo música y colaborando con diversos artistas. En la década de 1980, se trasladó a Nueva York y luego regresó a Kingston, donde trabajó con Yami Bolo, Frankie Paul y Junior Byles. También inició una asociación con Heartbeat Records, reeditando gran parte de su catálogo musical y lanzando nuevas grabaciones. En marzo de 2013, abrió su propio estudio de grabación, Observer Soundbox, en Kingston. Además de su exitosa carrera musical, Niney es padre de un hijo con autismo y en 2015 grabó el sencillo "Children" para recaudar fondos para la fundación de Jimmy Cliff y una escuela para niños autistas.


En agosto de 2015, el gobierno de Jamaica anunció que le otorgarían la Orden del Distinción en reconocimiento a su contribución a la música.


La discografía de Niney incluye álbumes como "Bring the Dub Come", "Freaks" y "Observer Attack Dub", así como numerosos singles y EPs. Su legado en la industria del reggae perdura hasta el día de hoy.


Comments


bottom of page