top of page

Descubre cómo hacer pasta de cáñamo con un toque especial

La comida casera y preparada siempre está más rica que la comida que se compra en el supermercado. Eso sí, todo lo casero lleva más tiempo de hacer, pero merece la pena.

En este caso, la pasta casera cannábica es más fácil de lo que piensas y posiblemente ya tengas los productos necesarios en tu casa, como harina, huevos, sal y aceite de oliva. La clave viene con la marihuana, ya que esta pasta casera incorpora cannabis.


Se recomienda dos opciones: usar aceite de oliva con marihuana o mantequilla de marihuana. Aunque la mantequilla de marihuana es una alternativa, el aceite de oliva le da un sabor distinto y mejora la receta. Te aconsejamos el aceite de oliva con marihuana siempre que puedas.


Otra opción es comprar aceite de marihuana con CBD, pero es importante recordar que los efectos y usos entre el aceite de oliva con marihuana y el aceite con CBD son diferentes. Te recomendamos leer sobre las diferencias antes de decidir cuál utilizar.

Sensiseeds, sitio web especializado también en cocina cannábica recomienda la siguiente receta:


Ingredientes:

400 gramos de harina de pasta

4 huevos

30 mililitros de aceite de oliva (preferentemente virgen extra)

30 mililitros de aceite de semillas de cáñamo

Utensilios:

Un rodillo o una máquina de pasta

Procedimiento:

Paso 1: Coloca la harina sobre una superficie limpia y forma una montaña con ella. Haz un agujero en el centro de la montaña de harina y vierte los huevos en ese agujero. Agrega el aceite de oliva y el aceite de semillas de cáñamo.

Paso 2: Usando tus dedos, mezcla los huevos con la harina hasta que la mezcla comience a tomar forma.

Paso 3: Llega el momento de amasar. No tiene ningún secreto, pero amasar puede requerir un poco de esfuerzo. ¡Amasa la masa vigorosamente hasta que esté suave y homogénea!

Paso 4: Divide la masa en trozos iguales y envuélvela en film transparente. Luego, coloca la masa en la nevera y déjala reposar durante unos 20 minutos.

Paso 5: Después del reposo, estira la masa utilizando una máquina de pasta o un rodillo. Pasa la masa por la máquina de pasta o utiliza el rodillo hasta que esté suave como la seda. Si la masa se vuelve pegajosa, espolvorea un poco de harina para evitar que se adhiera.

Paso 6: Finalmente, corta la masa en la forma deseada para tu pasta de cáñamo.

Ten en cuenta que el tiempo de cocción de la pasta de cáñamo puede variar según la forma en que la hayas cortado, pero por lo general, cuece la pasta hasta que flote y pruébala para asegurarte de que esté al dente. ¡Disfruta de tu pasta de cáñamo casera!

Cómo hacer aceite de oliva con marihuana:

El aceite de marihuana es un ingrediente versátil que puede utilizarse en una amplia variedad de recetas, desde platos calientes como guisos y sopas hasta ensaladas y postres. Es importante tener en cuenta que los efectos psicotrópicos del aceite dependerán de la calidad de la marihuana, mientras que la calidad del aceite se reflejará en su sabor.

Los ingredientes necesarios para preparar aceite de oliva con marihuana son los siguientes:

  • Agua.

  • Medio litro de aceite de oliva virgen extra.

  • Un colador.

  • Un frasco de vidrio para colocar en una cacerola.

  • De 100 a 150 gramos de hojas de marihuana o 10 gramos de cogollos.

Procedimiento:

  1. Coloca las hojas de marihuana o cogollos en un recipiente con agua y llévalos a ebullición hasta que desaparezca el olor a marihuana.

  2. Una vez que el olor haya desaparecido, apaga el fuego y escurre las hojas o cogollos. Luego, colócalos en un frasco de vidrio.

  3. Agrega el aceite de oliva al frasco y vuelve a calentarlo a baño maría en una cacerola. Evita que el agua hierva y asegúrate de que el frasco de vidrio no toque los lados ni el fondo de la cacerola.

  4. Tras un tiempo, retira el frasco y la cacerola del fuego. El aceite debería haber adquirido las propiedades de la marihuana. Ahora, cuela el aceite para separarlo de las hojas.

  5. Limpia el aceite para eliminar cualquier impureza utilizando un colador y un paño. Una vez que hayas retirado todas las hojas y restos vegetales, deja reposar el aceite en frío durante varias horas.

  6. La clave es hacer una cantidad suficiente de aceite para tenerlo disponible en diversas recetas. El aceite de oliva con marihuana es un ingrediente versátil que puedes utilizar en muchas preparaciones culinarias, desde tostadas por la mañana hasta aderezos para ensaladas de pasta. Sin embargo, ten en cuenta que cocinar con marihuana requiere precaución, y es importante estar informado sobre las recomendaciones y precauciones necesarias.

Receta de Mantequilla de Cannabis:

La mantequilla de cannabis es un ingrediente versátil que puede utilizarse en una variedad de recetas psicoactivas. Para hacerla, necesitarás los siguientes ingredientes y utensilios:

Ingredientes: 20-30 gramos de marihuana en forma de plantas con resina o 15 gramos de cogollos (puedes mezclar ambos, pero no superes los 20 gramos). 1 litro de agua. 250 gramos de mantequilla (no margarina).

Utensilios: Una olla o cacerola. Un recipiente de cristal o un bol. Paciencia. Procedimiento

  1. Comienza triturando la marihuana para potenciar su efecto y reducir su volumen. Para esta receta, la cantidad recomendada es suficiente para preparar un plato para 3-4 comensales. Si sientes que necesitas más o menos potencia, puedes ajustar la cantidad de marihuana en incrementos de 10 gramos.

  2. Coloca las hierbas trituradas en una olla o cacerola con 1 litro de agua caliente y cocínalas a fuego lento durante aproximadamente 30 minutos. Esto ayudará a eliminar el olor a marihuana.

  3. Después, agrega los 250 gramos de mantequilla (preferiblemente mantequilla real, no margarina). Cocina la mezcla a fuego lento durante al menos una hora. Asegúrate de removerla ocasionalmente para que adquiera un tono verde y una consistencia adecuada.

  4. Una vez que la mezcla se haya cocido y tenga un aspecto de pasta verde, retira la olla del fuego y permite que repose. Puedes colar la mezcla para eliminar cualquier resto vegetal.

  5. Deja la mezcla en un recipiente a temperatura ambiente durante algunas horas antes de refrigerarla durante aproximadamente 24 horas. Si todo se hizo correctamente, la mantequilla debería endurecerse.

  6. Si la mantequilla de cannabis tiene un aspecto suave, verde y aceitoso en la parte superior, pero es compacta, entonces está lista para usar. Si es demasiado dura o líquida, ajusta la cantidad de agua o mantequilla según sea necesario.

Notas importantes: Cocina a fuego lento y asegúrate de no calentar demasiado el agua, ya que un exceso de calor puede reducir los efectos psicotrópicos.

La calidad de la marihuana y la cantidad que uses influirán en la potencia de la mantequilla.

Combinar cogollos y hojas puede dar buenos resultados. Comienza con 20 gramos en total (hojas y cogollos) para empezar.

Ten en cuenta que cocinar con marihuana generará un olor característico. Asegúrate de ventilar adecuadamente y usar el extractor de la cocina para evitar problemas.

Cocinar con marihuana es divertido, pero es importante tomar precauciones y seguir recomendaciones para garantizar una experiencia segura. ¡Disfruta de tus creaciones culinarias con cannabis con responsabilidad! Para apoyarte mejor a la hora de realizar la receta de la pasta, puedes ver el video en el siguiente link:

Comentarios


bottom of page