Día Nacional del Geólogo


(ANCOP).- Para conocer el territorio nacional, la geología es una labor fundamental. Sin embargo, el número de profesionales con títulos de geólogo, ingeniero geólogo, ingeniero en geociencias, ingeniero geólogo mineralogista e ingeniero geólogo ambiental apenas llega a 700 en todo el país. Al conmemorar el Día del Geólogo en México, se busca dar a conocer la importancia de la profesión y la problemática que le acecha. Existen 13 instituciones en el país que imparten esta carrera -de acuerdo con la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES)-; el número de egresados es reducido si se considera el tamaño del territorio nacional, sus riquezas y la relevancia de la profesión en el desarrollo del país. Los primeros expertos en la materia eran naturalistas e ingenieros de mina. En el México del siglo XX se creó la Ingeniería Geológica (1932), en la Escuela Nacional de Ingenieros de la Universidad Nacional Autónoma de México. El riesgo actual que enfrenta la profesión es el reducido número de alumnos matriculados, debido a que encuentran la profesión poco atractiva. Cada día más mujeres se suman a estudiar Geología y ocupan ya el 50 por ciento de la matricula. Ante este panorama, Lucero Morelos Ramírez, experta del Instituto de Geología de la UNAM, expuso que el número de egresados es insuficiente para la dimensión del país, las implicaciones que tiene el suelo, como la contaminación, y el capital estratégico que aporta para el desarrollo, además de que falta mucho por explorar. “La Geología, desde que nace en el siglo XIX, es considerada parte de la agenda del Estado como un saber estratégico, porque era necesario conocer, evaluar y explotar las riquezas contenidas en el suelo y el subsuelo. Desde sus orígenes ha sido una profesión altamente importante para la economía de los países y, en particular, para México, por su linaje minero de larga data”. La celebración este día se vincula con el Instituto de Geología de la UNAM, ya que su actual logotipo es una versión moderna del propuesto en 1904 por los creadores de la efemérides.