top of page

¡Conoce la historia de Clancy Eccles, el maestro del ska y reggae jamaiquino!

Redacción Frida Sandoval

Clancy Eccles, ese nombre que resuena en el mundo de la música, fue mucho más que un cantante. Nacido en Dean Pen, St. Mary, Jamaica, el 9 de diciembre de 1940, Eccles dejó un legado imborrable en la escena musical.


Desde temprana edad, Clancy ya mostraba su talento. Su infancia en el campo le dio un amor por el canto espiritual, influenciado por su tío revivalista. Fue en su adolescencia cuando comenzó su carrera como cantante profesional, recorriendo los hoteles de la costa norte.


Pero fue en Kingston donde encontró su verdadero hogar musical. En 1959, se lanzó a la grabación y tuvo la oportunidad de trabajar con el legendario Coxsone Dodd. Su canción "Freedom" se convirtió en todo un himno, con letras que hablaban de la repatriación a África, en sintonía con el movimiento Rastafari.


Clancy Eccles no sólo brilló como cantante, sino también como productor y promotor de conciertos. Organizó shows para grandes nombres como The Wailers y The Clarendonians, y descubrió nuevos talentos como Barrington Levy y Culture. Sus canciones, como "Fattie Fattie" y "Feel The Rhythm", fueron clave en la evolución del ska al reggae. Eccles incluso se le atribuye la creación del término "reggae", derivado del término jamaicano "streggae" que significa "una chica divertida".


A lo largo de su carrera, Clancy Eccles fundó sus propios sellos discográficos y trabajó con artistas de renombre como Alton Ellis, Beres Hammond y King Tubby. Además, se destacó por su participación política, apoyando al Partido Nacional del Pueblo de Michael Manley.


Después de los años 70, Eccles redujo su actividad musical, pero su legado perduró. Hoy, recordamos a este ícono del ska y reggae como un defensor de la igualdad y la justicia. Clancy Eccles falleció el 30 de junio de 2005, dejando tras de sí un valioso legado musical que continúa inspirando a nuevas generaciones.


Comentarios


bottom of page